Continúa la lista , sígueme:

lunes, 29 de agosto de 2011

LA VIDA ES SUEÑO.


 
De eso se trata esta historia, de despertar, de distinguir entre la realidad y sueño. Si tu vida es sueño alguien se apodera de ella.
Hay que distinguir entre vivir tus sueños y soñar con una vida irreal. Para despertar de ese sueño que nos anestesia hay que volver a creer.
    Despertar es salir de tu bunker, de esa habitación donde te encierras para no vivir la vida.
    Despertar es romper la burbuja, salir de la placenta donde estamos tan cómodos.
    Despertar es aceptar que la vida a veces duele. La vida puede ser un sueño, un somnífero,           una cárcel.
    Despertar es encontrar la llave.
Cuando uno despierta de una pesadilla agradece que haya sido un sueño, pero cuando la vida te golpea desearías estar soñando.
Puedes no distinguir si estás despierto o dormido pero sabes perfectamente que es una pesadilla.
Sin sueños la vida no tendría sentido, pero vivir en un sueño, en una ilusión, no es vivir. Vivir despierto significa que el dolor duela, sin anestesia, y que la felicidad nos mantenga con los ojos bien abiertos.
La vida real, la de verdad, empieza cuando abrimos los ojos y dejamos de soñar.

martes, 23 de agosto de 2011

SOMOS AFORTUNADOS.





Por levantarnos cada mañana, madrugar , por quedarnos dormidos, porque se nos quemen las tostadas del desayuno, porque se nos estropee el coche, por estudiar , ir a clase todos los días, comer lo que no nos gusta, quedarnos sin batería en el móvil, discutir con los amigos, con tus padres, porque nos cuesta llegar a fin de mes, por las derrotas en el fútbol, tenis o en cualquier deporte, por aburrirse, por ser un torpe con el inglés, ir al cine y que no nos guste la película, por bailar tan mal, por cantar aún peor, por caerte, por levantarte, por poder tener una vida… somos afortunados.Tenemos que saberlo.

domingo, 21 de agosto de 2011

GIA.





VIDA Y MUERTE,
 ENERGÍA Y PAZ, 
AUNQUE HOY ME DETENGO,
HA VALIDO LA PENA , 
LOS TREMENDOS ERRORES QUE HAYA COMETIDO
Y QUE HABRÍA RECTIFICADO DE HABER PODIDO,
LOS DOLORES QUE ME HAN QUEMADO Y ARAÑADO EL ALMA ...
HAN VALIDO LA PENA.
PORQUE SE ME PERMITIÓ CAMINAR POR DONDE CAMINÉ, 
POR EL INFIERNO EN LA TIERRA ,
POR EL CIELO EN LA TIERRA.


sábado, 20 de agosto de 2011

BÁILAME EL AGUA.




Báilame el agua
Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto...
Sácame de quicio, hazme sufrir.
Ponme a secar como un trapo mojado.
Lléname de vida,
líbrame de mi estigma.
Llámame tonto.
Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora...
No me arrastres,
No me asustes...
Vete lejos...pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Toca mis ojos,
nota la textura del calor.
¿Por cuánto te vendes?
Píllate los dedos
Y deja que te invite a un café.
Caliente claro, 
y sin azúcar... sin aliento.




jueves, 18 de agosto de 2011

A CAPA Y ESPADA.




Napoleón practicaba esgrima, también Shakespeare, Marks, Grace Kelly, El Cid se convirtió en leyenda con su espada.
Llena de romanticismo, aventura, pasión, la espada fue protagonista de historias fascinantes. Historias de odio, de venganza, de muerte.
La espada fue protagonista de historias de amor, de grandes aventuras, siempre me atrajo ese espíritu heroico. La heroína que lucha no solo por quedarse con el héroe al final de la historia, sino que lucha por algo más, por ser parte de una gran hazaña.
Pases, libramientos y batimientos, una puja por tomar el mando. Establecer la distancia justa, golpe recto, fondo y vuelta en guardia, tocar al adversario.
En esgrima la clave es conquistar el espacio, ponerse en guardia. Todas estas historias de aventuras, de duelos de amor y de honor tratan de lo mismo, luchas por lo que uno ama a capa y espada.
Un buen esgrimista no es el más diestro sino el que logra vencer sus miedos. Lo que guía al esgrimista es su fuerza interior, es su modo de vida, siempre se trata de dar la estocada perfecta sin vacilar, la vida siempre está en juego y no hay tiempo para vacilar, o estas en guardia o mueres.
Para ganar el esgrimista puede usar su propia fuerza o la debilidad del otro. El esgrimista que usa su propia fuerza es noble, el que usa la debilidad del otro es un canalla.
La mejor estocada es la que te sorprende. Y aunque esté desarmado, vencido y de capa caída, el esgrimista no se rinde, hasta al final deberá luchar a capa y espada.

El verdadero esgrimista es el que toma decisiones por sí solo, y no le gusta que otros la tomen por ellos.
Una parte mía quiere y siempre quiso ser audaz, ser valiente y jugarse, por eso me gustan las historias de los espadachines, porque se la juegan. Enfrentar mis miedos, mis inseguridades, luchar a capa y espada por lo que quiero , pero ¿sabes qué? En vez de atacar salgo corriendo, me escapo.

A veces para realizar una hazaña hay que dejar caer la espada, no atacar ni defenderse.

viernes, 12 de agosto de 2011

Medianoche, de Claudia Gray



El silencio se instaló entre nosotros, pero no fue incómodo. A veces encuentras gente con la que puedes estar callada sin tener la sensación de que necesitas rellenar el silencio con charlas insustanciales.

No quería quedarme a ver cómo caías en las garras de esa gente, una chica tan dulce como tú.

Te mantendré a salvo de cualquier peligro, me prometí. Incluso de mí.

Lo que parecía amor era traición.

- No elegí quién soy ni lo que soy, ni siquiera el venir a Medianoche.
- Pero elegiste estar conmigo.

“Volveremos a estar juntos, Bianca. No sé dónde, ni cuándo, ni cómo, pero lo sé. No podría ser de otro modo.
Necesito que lo creas. Porque creo en ti.”
- Lo creo, Lucas.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Bailando para Degas, de Kathryn Wagner

Ciertamente todo el mundo llega a un punto en sus vidas en que necesita empezar a creer en sí mismo y aventurarse al exterior solo. Pero pocos lo hacen. Si todo el mundo hubiera tenido que limpiar el estudio para pagarse las clases, no me cabe duda de que habría sido la única chica dispuesta a aprender. Eso es lo que distingue a la gente como usted y como yo del resto del mundo, y es por lo que ambos nos despertamos cada mañana y pensamos: “No hay ninguna otra cosa que me gustaría hacer con mi vida”.

Si no sentimos dolor, no tendremos un motivo para mejorar nuestras vidas.

Advierto que a través de nuestros sueños y nuestra soledad tenemos mucho en común; mi vida cada vez se está volviendo más solitaria, sin saber en quién confiar, y él ha construido su propio mundo de aislamiento, fiándose sólo de su arte. Es en este momento cuando comprendo que no siento curiosidad o admiración por él, sino amor. Le sonrío y él me guiña el ojo mientras da un sorbo a su té, y pienso que quizá él también se haya enamorado de mí.

Aquello que nos atrae el uno del otro no puede sostenerse. Acabaría por separarnos.

lunes, 8 de agosto de 2011

RELATO



Me siento a escribir, y miro hacia ti, te veo, como siempre, radiante, con tu piel blanca, con tu rosto pálido… fantástico, se podría susurrar, precioso, se podría decir. Cuando te miro, me dan ganas, de llorar, de reír, de quedarme mirando hacia ti, sin poder, ni querer, decir una palabra, ni tampoco pestañear, porque con cada pestañeo, pierdo un segundo de tu preciosidad, que para mí, significa, perder años de vida… Cuando te observo, te veo tranquila, sin preocupaciones, como si a tu alrededor, no sucediera nada, y sin que el tiempo no pasase para ti. Veo una figura, pálida, espectacular, sin poder decir, deducir más significados, que no sean objeto de deseo hacia ti, veo que tu mundo, el que gira sobre ti, todo va perfecto, cosa que del mío, tendría que rechazar, porque es completamente contrario al tuyo. Te veo, y no puedo quitar esta estúpida sonrisa de mi cara de idiota, y tú sigues, sin decir nada, como si no te molestase, lo que hago delante de ti, como si te gustase verme, así, haciendo el tonto, delante de ti, con una cierta pizca de timidez, pero veo que delante de ti, todo da igual, mientras tu estés tranquila y sonriente. Cada noche, me quedo mirándote, pareces una foto, un retrato, pegado en ese cielo azul, tan oscuro, como la maldad que flota sobre este mundo, pero tan tranquila como tu… veo a las estrellas, a tu alrededor, como si quisieran bailar contigo, pero parece que las rechazas, ¿Por qué? Eso no lo sabe nadie, ni tú, ni yo… es así la vida… contigo, mi mente vuela, mi mente imagina actos, escenarios, completamente desconocidos para mí, pero que, aunque este aquí sentada, me parecen tan sumamente reales, que podría estar encerrada en ellos, horas y horas, y que pasasen tan solo unos cuantos segundos, sinceramente, me gusta, lo que me das, una pena que yo no te pueda dar nada para ti. Me paso noches, observándote, porque es realmente, cuando te dejas deslumbrar, con esa tristeza, pero a la vez, esa calma que llevas encima, porque por la noche, sales a la calle, y dejas que el mundo, la gente, disfrute de tu esplendor, como si dijeras “aquí estoy para que me observéis, mientras yo no hago nada” y así es, y así lo hago yo… mirarte, noche tras noche, mientras escribo estas cuatro palabras tontas, sin quitarte ojo de encima… Porque observándote así, noto que mi mente asciende, a través de mundos imaginarios, que me hacen pensar, en este gran pero insignificante mundo, universo, en el que vivimos… pero qué sería de él sin ti… mi pequeña Luna