Continúa la lista , sígueme:

jueves, 1 de septiembre de 2011

KARMA.





Más que un castigo el Karma es un aprendizaje , una manera que tenemos para poder cambiar algo que hicimos mal en el pasado , una oportunidad.
Karma , ese concepto en oriente tiene que ver con las consecuencias de las acciones, sería como tener una deuda a pagar en algún momento.
La versión psicoanalítica del Karma sería la culpa.
Cuando te ultrajaron, te manipularon y te robaron hasta la identidad, uno solo quiere ojo por ojo, diente por diente. Con ese dolor que te carcome el alma ¿es posible perdonar? ¿Cómo piensas lateralmente frente a la crueldad? Ya no alcanza con el pensamiento lateral, hay que pasar a otra instancia, hay que pensar a sentir lateralmente, transformar el dolor, el odio, la ira en otra cosa. Buscar dentro de cada uno la salida a nuestros karmas, porque eso que nos persigue como un fantasma lo hace para que podamos cambiar, para aprender, para crecer, y tal vez hasta llegar a sentir un amor profundo por esa piedra con la que tropezamos tantas veces. Porque esa piedra también nos enseñó a caminar.
Cuando dejas de mirar el pasado con furia puedes ver el presente, el dócil presente que deja atrás el pasado y así iluminar un poco la oscuridad. El odio vive en las sombras, se alimenta de la oscuridad, solo un poco de luz lo puede cegar. El karma es una ecuación contable, pagas tus malas acciones o cobras tus buenas acciones. Tal vez corriste toda tu vida una carrera a ninguna parte y solo al volver a casa te das cuenta que ahí estaba lo que buscabas. Ese fue tu karma, buscar ese algo, llenar ese vacío, vacío que no se llena con nada.
Para perdonar al que te odia, incluso quererlo, hace falta un amor profundo. Para dejar atrás el pasado se necesita mucha luz. Para terminar con el karma hace falta mucha fe.
Solamente
con un amor profundo
el dócil presente
irradiará luz,
enceguecerá al mal
y cesará su karma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un poco de ti: